El próximo capítulo del cine: 3 factores que pueden influir en 2021 y más allá

La misión de lograr una experiencia global sútil e inolvidable

Wim Buyens
escrito por Wim Buyens
febrero 2, 2021 | leer en 5 minutos
  • Inicio >
  • noticias >
  • El próximo capítulo del cine: 3 factores que pueden influir en 2021 y más allá

Mucho se ha escrito, difundido y hablado sobre el destino de los cines a lo largo de 2020. Como CEO de una empresa global de tecnología cinematográfica, me encuentro en la encrucijada de hablar con exhibidores, tecnólogos, líderes y creativos de todas las áreas geográficas. Esta diversidad de puntos de vista ofrece una perspectiva única de los retos, oportunidades y posibilidades de nuestro sector en el futuro. 

Cuando se empiezan a unir los puntos en nuestra industria, hay tres factores que tienen un gran potencial para darle forma al cine en 2021.

  1. Innovación en todo el ecosistema

En el último año, la expansión de la tecnología en todos los ámbitos profesionales y personales nos ha permitido abrir los ojos a la adaptabilidad. Las restricciones derivadas del COVID-19 han provocado un mar de cambios en la forma de hacer negocios, desde las reuniones totalmente a distancia hasta compartir las noticias diarias en línea. ¿Los usuarios investigan la tecnología subyacente que permite estas nuevas herramientas? No, les importa el resultado que ofrece la innovación: ya sea la seguridad, la capacidad de compartir o la facilidad de uso. Ya sea en el ámbito creativo o comercial, la tecnología digital permite obtener nuevos resultados en todos los ámbitos. Ahora, más que nunca.

En 2021, mientras seguimos en la senda de la innovación en el cine, nos enfrentamos a la pregunta: ¿Qué quieren nuestros espectadores? Y es cierto que siguen anhelando el poder y el impacto de la gran pantalla. En el próximo año, podemos aprovechar la tecnología para cumplir con este anhelo y, a su vez, transformar el cine. Hay un motivo por el cual desde los mejores creativos hasta los artistas emergentes son algunos de los más firmes defensores de la proyección de sus películas en la gran pantalla: para crear una experiencia visual inigualable. El que hemos echado de menos mientras estábamos confinados en nuestras casas.

La innovación se verá en todo nuestro ecosistema, con el objetivo de mejorar la colaboración, la calidad y la sustentabilidad. Este último aspecto, la sustentabilidad, puede no ser obvia para el espectador, pero está en todo, y reducir nuestro impacto al medio ambiente es un objetivo al que todos podemos coadyuvar.


2. Centrarse en la experiencia completa

A partir de 2021, sabemos que la experiencia en la sala de cine es fundamental para que los espectadores del futuro perciban el cine y participen en él. Sin embargo, ¿cómo se puede encontrar el espacio mental para considerar todos los ángulos de la experiencia teatral? ¿Cómo liberar recursos financieros, sobre todo al salir de una depresión económica? Empecemos por analizar de forma creativa y objetiva cómo gasta su energía y dinero. 

Desde los inicios del cine, los exhibidores han asumido el costo de los equipos. Pero con la tecnología digital y la innovación comercial, esa carga puede desaparecer. Los teatros innovadores y ambiciosos están empezando a evaluar los modelos “as-a-service”, un enfoque que ya ha creado un nuevo paradigma para la inversión de capital en varias industrias. La aplicación de estas soluciones orientadas a resultados tienen el potencial de crear un impacto significativo en el cine. 

Liberados de las obligaciones aparejadas con la propiedad, los exhibidores se liberan de la responsabilidad del mantenimiento dejándola en manos de terceros expertos. Al sustituir la complejidad por la tranquilidad de la previsibilidad y la flexibilidad financiera, podemos centrarnos únicamente en la experiencia de la audiencia de principio a fin.

Para tener éxito, necesitaremos que los líderes de todas las facetas de nuestra industria colaboren para facilitar experiencias superiores que seduzcan y atraigan a los espectadores. 

3. Ampliar la programación

Las salas de cine constituyen un lugar ideal para una amplia gama de contenidos destinados a una asombrosa cantidad de segmentos de audiencia. eGames y eSports. Óperas. Espectáculos. Conciertos. Comedias. Eventos deportivos. Incluso los episodios de la pequeña pantalla pueden dar el salto. 

A medida que el panorama teatral sigue evolucionando, hay una mayor flexibilidad en cuanto a lo que se muestra en la gran pantalla. El público quiere recuperar la emoción de los relatos, y las salas de cine son una parte insustituible de esto, ya sea con imágenes más nítidas, pantallas gigantes o experiencias más envolventes. Su entusiasmo abarca tanto los contenidos de las superproducciones como las películas de mediano presupuesto, las independientes y los reestrenos. Al fin y al cabo, la experiencia cinematográfica significa concentrarse sólo en la historia que ha venido a ver.

Tenga en cuenta lo siguiente: Durante la pandemia, la audiencia ha optado por alquilar salas de cine para disfrutar de una experiencia cinematográfica boutique. ¿Por qué? Es porque la gente anhela la intimidad de la última experiencia compartida, con la emoción creciente de una hora y un lugar señalados, una reunión comunitaria, una proyección de alta calidad y envolvente, y la perdurable e interminable pasión por el cine.

Conclusión

El cine tiene una infraestructura impresionante, pero la permanencia exige adaptación. A medida que la comunidad cinematográfica mundial se abre a nuevas oportunidades, podemos satisfacer mejor los deseos de la audiencia. Durante décadas, el público ha confiado en nosotros para emocionarse, entretenerse, deleitarse y sorprenderse de una manera incomparable. Al salir de la pandemia, los cinéfilos volverán a buscar estas experiencias inigualables. 

Acerca de Wim Buyens

Wim Buyens es CEO de Cinionic, la empresa conjunta de cine entre Barco, Appotronics y CGS. Wim es un líder con trayectoria empresarial que ha ocupado puestos de alta dirección en empresas de alta tecnología durante los últimos 15 años. Comenzó su carrera en TI y CAD/CAM, luego se incorporó a la empresa danesa Brüel & Kjaer, y posteriormente ocupó varios puestos de liderazgo mundial.  



 Antes de Cinionic, Wim dirigió la división de entretenimiento de Barco, responsable de años de crecimiento y de una posición de liderazgo en la proyección de cine. Wim es un firme defensor de las nuevas tecnologías, como la proyección láser, y forma parte de varios consejos de empresas tecnológicas en todo el mundo. Wim estudió en la Universidad de Stanford y en la de Lausana. Miembro activo de la comunidad cinematográfica, Wim interviene con frecuencia en eventos del sector y forma parte de las juntas de asociaciones del sector, como la Advanced Imaging Society, de la cual fue presidente en 2017.